Entrevistas
Entrevista a la poeta cubana Odette Alonso
Mood Magazine
hace 1 mes

Xóchitl Salinas Martínez es escritora, editora, correctora de estilo, bloggera, promotora y difusora de la lectura.

 

 

Lo personal es político

 

 

 

 

Por Xóchitl Salinas Martínez

 

Hola, Odette, muchas gracias por aceptar conversar conmigo. Sé que eres una mujer muy activa en tu trabajo como poeta, editora, promotora cultural y que, gracias a tu talento, tu obra se difunde cada vez con más frecuencia en otras partes del mundo. Lo que si se, desde ya, es que tu presencia es fundamental en el mundo literario actual Latinoamericano y que los lectores se deben de acercar más a ti para conocer más fondo lo que haces así que conversemos un poco:

*Podríamos comenzar sobre cómo llegaste a la poesía. ¿A qué edad la descubriste y a quienes leías?

Mis primeras lecturas voluntarias no fueron poéticas, sino novelas de aventuras, policiacas o de suspenso. Los planes escolares sí incluían poesía y recuerdo leer con gusto a Martí o Antonio Machado, a Miguel Hernández o Lorca, a Rubén Martínez Villena o a Guillén (Nicolás). Después, ya más grande, leí a los poetas cubanos contemporáneos.

*¿Cómo fue el momento en que decidiste escribir y qué es lo que deseas expresar en esa etapa de tu vida?

No sé si lo decidí alguna vez o simplemente fue sucediendo. Escribía sobre todos los temas de la cotidianidad en las hojas finales de los cuadernos, cuando me aburría de las clases. Después, ya en la universidad, conocí los talleres literarios y a otros poetas de mi generación y contemporáneos. Creo que entonces fue que tomé conciencia de lo que era la poesía y la importancia que tenía para mí como medio de expresión.

*¿Cómo encontraste tu voz poética?

Supongo que eso que llaman “voz poética” va cambiando con los años y las circunstancias a las que se enfrenta cada autor, pero que siempre es su propio estilo, su propia voz, a los 15 como a los 80. No sé qué tanto haya cambiado la mía como esencia (hay preguntas que las responderían mejor los críticos que los autores), pero supongo que haya ido enriqueciéndose con mi experiencia de vida, pero especialmente en el manejo de los recursos e instrumentos de la escritura literaria, que es lo que hace distinta a la literatura de la simple escritura.

*En estos momentos ya tienes muchas tablas, tienes varios libros publicados, cuentas con premios importantes; ¿cómo crees que ha evolucionado tu obra?

Eso tampoco lo sé (es de las preguntas que respondería mejor un crítico). Supongo que como el tiempo convencional de los humanos no tiene marcha atrás, todo necesariamente evoluciona, para bien o para mal. La cuestión de los escalones o los estadíos, si mejor o peor, eso es complicado para mí. Espero, en cualquier caso, que haya sido más para bien, hacia la consistencia, que para mal.

*Veo como una constante en tu obra, tanto poética como narrativa, lo erótico y político –muchas veces entrelazados- representados, respectivamente, por los binomios amor-deseo y patria-exilio; podrías comentar un poco sobre estos asuntos.

Sí, son mis dos temas más constantes: el amor (incluidos el deseo y lo erótico) y los cuestionamientos políticos. Ambos vistos desde una óptica personal. Y como lo personal es político, esa confluencia es compleja y multifocal.

*En estos momentos, con 27 años viviendo en México, ¿cómo es tu relación actual con Cuba?

Allí viven mi mamá, mi hermana y mi sobrino. Cada año voy a pasar con ellos las fiestas de diciembre. Punto. Lo demás es lidiar con los recuerdos, con las marcas, con el pasado. Materia de poesía.

*¿Cuáles son los temas que te interesa abordar actualmente en tu escritura?

Justo los que hemos estado mencionando: los intrincados caminos del deseo, no sólo erótico y amoroso, sino de evocación, reflexión y revisión de cuánto, contrario al deseo más elemental de ser feliz, no podemos huir de la marca política. También hay una veta más festiva y lúdica en ciertos proyectos narrativos que acaricio (mi narrativa es siempre más divertida) pero que tendrán que esperar mejores tiempos.

*El año pasado ganaste el Premio Nacional de Poesía LGBTTTI Zacatecas 2017, con Old Music Island. Podrías platicarnos como viviste esa experiencia.

Muy contenta, desde 1999 no ganaba un concurso de poesía y siempre es bonito saber que el trabajo que realizamos merece reconocimiento.

*Ahora cuéntanos de qué trata Old Music Island, que por suerte, y está disponible para todos los lectores.

Es la historia de un amor entre dos mujeres, de cómo se va tejiendo paso a paso, detalle a detalle, como si fuera la preparación de una fiesta. Es gozoso, lleno de erotismo, de música, de mar. Es uno de mis libros más alegres y atrevidos, muy sinestésico, pletórico de olores, de sabores, de sensaciones. Y sí, ya puede comprarse desde cualquier lugar del mundo su versión digital en: https://www.amazon.com.mx/dp/B07GGXQLJ9/ref=sr_1_12?ie=UTF8&qid=1534287333&sr=8-12&keywords=etalcontenidos y en todas las plataformas de venta de ebooks.

* ¿Tienes algún proyecto de poesía o narrativa en puerta?

Tengo un libro de poesía terminado, que lleva un par de años concursando en premios nacionales sin mucha suerte y estoy escribiendo otro, dos libros muy fuertes, en un tono muy distinto al de Old Music Island. A la narrativa le traigo muchas ganas y sí tengo un proyecto interesante entre ceja y ceja, pero mis horarios laborales me dejan poco tiempo y la narrativa exige toda la atención, así que, como te decía antes, tendrá que esperar mejores tiempos o perderse en la niebla del olvido.

*¿Qué estás leyendo ahora?, ¿nos podrías recomendar algo?

Últimamente leo mucha poesía. Acabo de terminar la reedición de Vagaluz, el poemario con el cual Carmen Nozal ganó el premio de poesía joven Elías Nandino en 1992, y Tatuajes de un mexicano herido de Alejandro Paniagua Anguiano. Ahora leo La casa vertebrada de Mariana Orantes y, a ratos, la antología Sombra roja, Diecisiete poetas mexicanas (1964-1985), que compiló Rodrigo Castillo, y también Abróchese el cinturón mientras esté sentado, de Sara Uribe.

*Para finalizar, ¿cómo es tu relación con los lectores? Es decir, ¿qué buscas provocar en ellos cuando te leen?

De los lectores siempre espero la sorpresa.

____

*Odette Alonso (Santiago de Cuba, 23 de Enero de 1964) Es poeta, editora y narradora. Licenciada en Filología por la Universidad de Oriente (Cuba, 1986). Radica en México desde 1992. Su obra ha sido incluida en varias antologías, revistas y publicaciones culturales de Cuba, México, Estados Unidos y Canadá. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, de la Unión de Mujeres Escritoras de las Antillas. Editora de la Antología de la poesía cubana del exilio (Valencia, Aduana Vieja, 2011), la más completa reunión de poetas cubanos radicados fuera de la isla que se haya hecho hasta el momento, proyecto con el que obtuvo uno de los Premios 2003 de Cuban Artists Fund, con sede en Nueva York. Actualmente es editora de la Dirección de Publicaciones de la Universidad Autónoma de México (UNAM) Es autora de los blogs Parque del Ajedrez y Sáficas. Fundadora y organizadora del ciclo Escritoras latinoamericanas cada año en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, en la ciudad de México.

Obra: Criterios al pie de la obra (Premio Nacional 13 de Marzo 1988), Enigma de la sed en1989, Historias para el desayuno (Premio de poesía Adelaida del Mármol 1989), Palabra del que vuelve (Premio de poesía Pinos Nuevos, Cuba 1996), Linternas (1997), Onírica, última función (1999), Insomnios en la noche del espejo (Premio Internacional de Poesía Nicolás Guillén 1999), Visiones Prosa poética (2000), Antología cósmica de Odette Alonso (2001), Cuando la lluvia cesa (2002), Diario del caminante (2003), El levísimo ruido de sus pasos (2006), Con la boca abierta (2006), Espejo de tres cuerpos (2009), Escombros del alma (2011), Víspera del fuego (2011), Manuscrito hallado en alta mar. Veinte años de poesía reunida: 1989-2009 (2011), Bajo esa luna extraña (2011), Hotel Pánico (2013), Bailando a oscuras (2015), Las otras tempestades (2016), Los días sin fe (2017), Old Music Island (Premio Nacional de Poesía LGBTTTI 2017)