Cuentos
La Piedad
Mood Magazine
hace 2 meses

Rodrigo Velázquez Solórzano es escritor mexicano.

 

 

 

Por Velázquez Solórzano Rodrigo

Con cariño para Gerardo Noroña

y Alejandro Encinas

 

–Os habéis comido la viña, ¿con qué derecho pisotean al pueblo de México? Les confirmo que ahora sí, la última y nos vamos,  porque esta será la última comparecencia de usted ante esta Legislatura en el Senado de la República. El pueblo de México ya está tirando a los ídolos de plata y oro que ustedes construyeron para que les rindieran culto, ya el año que entra será otra la situación política del país. Ustedes han esparcido el hedor a podre en lugar de perfume,  esta, su administración de espurios tecnócratas economistas, tiene la marcada de los escándalos políticos, relojes lujosos, trajes de fiesta, mansiones en las praderas. Sus incompetencias gubernamentales se han visto acompañadas de la corrupción que se dedicaron a esparcir en las instituciones públicas, ustedes tienen la culpa de la debacle nacional. Su mirada altanera se bajará, irán a esconderse junto a las ratas y los murciélagos, llevarán cuerdas en lugar de cinturones, cilicio en vez de pantalones de casimir, marcharan al destierro porque han demostrado su desinterés por la sociedad, una gran incapacidad de competencia para enfrentar los profundos problemas  que vive nuestro país.

¡Silencio, dejen de vociferar porque apenas comienzo!

Se les nota mareados por el vino, las fuertes bebidas y las drogas los han vuelto locos, vienen aquí perturbados, pero aun así les voy a decir el listado de hechos puntuales y concretos que ustedes provocaron; esta por ejemplo las ejecuciones extra judiciales de Tlatlaya y Tanhuato donde asesinaron por lo menos, a treinta y ocho personas, en Torreón tres personas fueron detenidas por personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal sin motivo ni orden de aprehensión alguna, una de esas víctimas fue violada en diversas ocasiones por los agentes, mientras que otro de los detenidos fue torturado por policías municipales y elementos del Ejército, los cuales le causaron la muerte. Están ustedes vinculados a los grupos de secuestradores del cartel de Sinaloa, a las desapariciones forzadas de los 43 estudiantes  de la escuela Normal de Ayotzinapa. Son una cosa infame, vergonzosa para la nación, por  eso sus hijos irán marcados el resto de su vida, lanzaremos castigos sobre ustedes; tan cierto como vivimos, y tan cierto como que han emporcado el Congreso de la Unión con todas sus prácticas detestables, sufrirán hambre y la peste alcanzara su piel. No recibirán una mirada de lastima, sus órganos se deterioraran por la falta de luz y el aire húmedo que los rodeara.

Ustedes colaboraron con la fuga del Chapo Guzmán del Altiplano. Nunca olvidaremos el asesinato de periodistas, de alcaldes y de activistas sociales que han quedado impunes por su decidía. El caso de Chilapa en guerrero donde ayer fue victimada una niña como parte de los feminicidios que se viven en México es producto de sus perversos actos y omisiones. La violencia que ustedes solapan por parte de agentes de la policía federal preventiva contra la sociedad civil, contra la población civil en Nochistlan, o en Apatzingan nunca será olvidada. Ustedes aprobaron la nueva Ley Federal del Trabajo, no para fortalecer los derechos de los trabajadores, no para aumentar el miserable salario minimo, no para fortalecer contratos colectivos, no para fortalecer sindicatos, sino para empobrecer más a los trabadores, para precarizar sus condiciones de vida, para sumirlos en una miseria y en una desesperanza mayor.

¡Cállense, voy a seguir reclamándoles que tomen decisiones contrarias al interés nacional, porque los ciudadanos son tratados como delincuentes y los delincuentes gobiernan este país. Han institucionalizado la tortura, la violación a los derechos humanos en los organismos encargadas de garantizar la seguridad y la protección de los mexicanos!

Hago una pausa para decirles desde esta tribuna, que sus gritos y chiflidos en este Senado solo los denigran a ustedes y ensalzan al pueblo de México.

Nosotros nunca olvidaremos a las personas desplazadas por la violencia en Oaxaca, Michoacán, Estado de México y Guerrero, la censura a la información y la libertad de expresión,  la existencia del espionaje político con el software pegasus por parte de la Secretaría de Gobernación a los disidentes de su sistema, y fundamentalmente el problema de fondo que es la corrupción,  que no solo impregno la casa multimillonaria del presidente, sino también la estafa maestra;  ustedes que siempre han votado en contra del interés nacional para acabar con la salud, la vivienda, el empleo, y las mejores condiciones de vida la gente, son la generación de gobernantes más corrupta que ha tenido este país, se irán a refugiar bajo la sombra de las rocas, el azote del látigo llegara a sus espaldas, tomaremos una navaja filosa, una navaja de barbero y les raparemos la cabeza, comerán carne podrida de animal, serán motivo de risas y de burlas, se arruinara su paladar y su tacto, los llevaremos cual ovejas al degüello, inclinaremos la balanza, lanzaremos castigos sobre ustedes que servirán de ejemplo a otros pueblos para que nuestros semejantes tomen el control de la industria y de sus vidas en sus propias manos, para que la transformación del mundo tenga como eje la transformación de México.